Evita el frizz con este paso a paso (2)

En el artículo anterior sobre cómo evitar el frizz hablábamos de las posibles causas de este fenómeno negativo para tu cabello, y sobre cómo podrías evitarlo sin mayores sobresaltos.

frizz2

En el siguiente artículo, conocerás los últimos 4 pasos para que tu cabello luzca como el de una reina, y para que te conviertas también en la princesa del lugar que visites. Veamos.

  1. Cuando seques tu cabello, no lo tortures. No lo hagas como si tuvieras, en lugar de toalla, una trituradora. Hazlo con suavidad, como con una esponja. Y que el agua, o exceso de ella, se vaya retirando de tu cabello poco a poco. Si quieres, envuelve una toalla en tu cabeza durante unos 20 o 30 minutos para que el agua se retire paulatinamente. Así, evitas maltratarlo, querida.
  2. Aunque cueste reconocerlo, los cepillos más costosos son los menos indicados para el cabello dañado. Las celdas plásticas (la mayoría) dañan el cabello por únicamente ser un material que genera electricidad estática al entrar en contacto con la cutícula de tu “melena”. Así pues, tienes dos opciones: una peines o cepillos con celdas de fibras de origen natural, o utiliza tus manos, ya que el contacto de tus dedos y tus uñas no crean choques eléctricos.
  3. Protege tu cabello de los extremos de temperatura. Si hace mucho frío, cuídalo con un gorro. Si hace mucho sol, protégelo igual. Puedes usar protectores térmicos (lociones) de los que usualmente utilizamos para plancharlos. Por cierto, las temperaturas de las planchas también dañan el cabello, aunque lo hagan ver extremadamente bien durante un tiempo.
  4. Cuida tu cabello regularmente. Este, el último paso, no se trata de lavarlo y enjuagarlo bien. Se trata, más bien, de saber que siempre es necesario contar las puntas, ya que el propio concepto del crecimiento del cabello favorece la aparición del frizz. Por lo menos una vez cada 6 meses (o una vez al año si tu cabello es tu quinta extremidad y así lo quieres).

Related posts