Belleza y cosmética 

Cuida tu cabello teñido con estos consejos

Los tintes son uno de los productos más solicitados por las mujeres. En una época, los tintes se resumían en productos para ocultar las canas y, con esto, el paso del tiempo. En la época actual, en el siglo XXI y su vértigo, los tintes son sinónimo de cambios de look y renovación de la moda. Por tanto, más usados.

Sin embargo, los tintes acaban por dañar el cabello, resecándolo al extremo. ¿Qué hacer para cuidarlo? Esto:

  1. Cuando te has teñido el cabello, debes saber que lavarlo no es una rutina diaria o interdiaria. Limita el lavado de tu cabello a semanas, ya que la mayoría del tinte se va al lavarlo recurrentemente. Y, cuando el tinte se va, sólo queda la aspereza.
  2. Utiliza tintes que se parezcan al color natural de tu cabello. Aunque parezca que no tiene sentido, sí lo tiene. Los tintes que dan cambios bruscos al color de tu cabello también acaban por robarle las propiedades naturales. Al final, quedarás sin el color del tinte, y sin tu color natural, perdiendo vitalidad.
  3. Cuando vayas a lavar tu cabello, no lo laves demasiado. Lávalo lo suficiente como para que esté limpio, y no más. Es un error común quedarse 3 horas en la regadera con tu cabello expuesto al agua. Un error que no debes cometer.
  4. Siempre lava tu cabello con agua fría. Mientras más fría esté el agua, más tiempo durará tu tinte. Si eres una chica valiente, ¿por qué no probar con agua del refrigerador? Dura más, y ayuda también a tu piel.
  5. Compra productos que protejan el color de tu cabello. Algunos shampús y acondicionadores están especialmente formulados para actuar en cabellos teñidos. Los normales, arrancarán suciedad y tinte a la vez.
  6. Evita las ceras, los fijadores y productos como la laca.
  7. Utiliza champú seco cuando vayas a lavar bien tu cabello. Recuerda que con menos frecuencia debes lavarlo.
  8. Usa acondicionadores a base de aceites esenciales. Son los que más se pierden al lavar tu pelo teñido.
  9. Al tener el pelo teñido, debes cortarlo con más frecuencia. El corte de las puntas debe ser un ritual obligado cada 15 días, como mínimo.
  10. Haz de las mascarillas tu aliada más cercana. Te ayudarán a mantener el color de tu tinte por más tiempo. Además, ayudan a reparar el cabello sin robarle su nuevo color.

Related posts